Saltar al contenido

Colonoscopia y gases

La colonoscopia es un examen médico que se realiza con el fin de poder visualizar el interior del recto y toda la zona del colón. Con ella se hace una exploración detallada del interior del intestino grueso.

Colonoscopia

Para ello, se utiliza un tubo que posee una luz y una cámara y que se llama colonoscopio. Este examen permite mostrar si existe tejido inflamado, úlceras anomalías en el intestino.

Este procedimiento debe ser llevado a cabo por un médico especialista conocido como gastroenterólogo.

¿Por qué hacer una colonoscopia?

  • Para hacer un descarte de cáncer de colon.
  • Si existen cambios en el proceso digestivo.
  • Si hay dolor abdominal.
  • Si en ocasiones se presenta sangrado inexplicable en la zona del ano.
  • Por pérdida de peso sin razón aparente.

¿Qué hacer antes del procedimiento?

Hay que seguir estos pasos:

  • Un día antes del examen, hay que evitar ingerir alimentos sólidos y procurar tomar suficiente agua.
  • No se deben ingerir alimentos o bebidas con colores oscuros o tintes rojos.
  • Seguramente debas tomar algún laxante que permita el correcto vaciado de los intestinos.
  • Semanas antes, no se recomienda consumir alimentos que sean altos en fibra.

¿Cómo se realiza la colonoscopia?

  • En primer lugar, el paciente deberá acostarse con el cuerpo de lado y sobre uno de sus costados. Manteniendo las rodillas flexionadas hacia el pecho.
  • El médico procederá a introducir el colonoscopio a través de la zona rectal.
  • Después, introducirá aire. Esto permitirá distender las paredes y así poder hacer una mejor exploración y observación de la zona.
  • Finalmente, el especialista retirará el aparato una vez que haya realizado el examen de forma exitosa.

¿Qué sucede luego de la colonoscopia?

  • Algunas personas pueden presentar el vientre hinchado.
  • Pueden haber gases o cólicos.
  • Mareos o desvanecimientos leves.
  • En algunos casos puede haber vómito, fiebre o sangrado anal.